Sobre un país de hidalgos y venteros. Pongamos que hablo del nuestro

Sobre un país de hidalgos y venteros

Hoy (7/5/2020) eh escuchado dos noticias con mucha atención. La primera, la constitución de una comisión en el Congreso de los Diputados para la reconstrucción de España y la crisis económica. Proyectos e ideas para la economía, pues si leen esto, igual les doy alguna idea. La segunda que el ministro de agricultura está junto con los ganaderos muy preocupado porque no hay esquiladores. Repito, no hay esquiladores y las ovejas no solo dan chuletas y paletillas, también lana y hay que esquilarlas y como los esquiladores vienen ahora del Uruguay y Polonia por el cierre de fronteras no pueden venir. Yo hace unos años conocí a unos esquiladores de la Venta del Rayo (Granada) y Vivian bien, tenían un oficio digno y dignidad. El que no hayan esquiladores me deja sin palabras y es un signo de a donde ha caído España, fruto de la globalización neoliberal, la destrucción del tejido productivo y la conversión de una potencia media, pero con graves carencias económicas y de empleo seculares en un país artificial y sin sentido. Parece que tampoco hay pastores. Tampoco quedan ya artesanos, se podría decir que hasta los botijos llegan de China.

La impresión que tengo además es que cuando pongo los informativos en televisiones y radios, respecto a las noticias sobre el coronavirus solo aparecen dos bloques informativos, Madrid y más sobre Madrid y Turismo, (hostelería, playas y hoteles). De que España no es Madrid, no se han enterado en Madrid. A veces pienso que a quien había que darle la independencia era a Madrid. Que hartura y que peligro. España no es Uruguay, (hablando de esquiladores) donde la mayor parte de la población vive en Montevideo. Esto es otra cosa y hay al menos dos CC.AA más pobladas que Madrid y muchas mucho más grandes. Madrid además acapara servicios y contribuye a vaciar la España más pobre o considerar su clase pequeño burguesa el resto, como su lugar de vacaciones. Eso los que se las pueden permitir, que sus trabajadoras/es sean o no de origen español, son nuestros hermanos y hermanas de clase.
El otro asunto es el turismo. El turismo no va a volver a ser lo que fue. Un estado serio no puede vivir de la hostelería. En telediario ha salido un señor gallego diciendo que en su pueblo el 80% de los ingresos vienen del turismo, esto es una mala noticia.  Eso ayuda, pero sin industria, agricultura y educación, cultura, sanidad e investigación, no hay nada. Nuestra patronal la que ahora pide no pagar impuestos destruyó la industria española, ella, si, la patronal. Influyó una acción combinada de grandes empresarios, la Unión Europea alemana y la cobardía de muchos gobiernos que nos han convertido en un simple país de “servicios”. Sobre todo hosteleros. Pero en Junio o Julio próximo meterse en un avión con un virus desconocido volando, juntos, demasiados, es difícil. Alguien me podrá decir Carlos, que pesado, te repites más que el ajo, pero es que la impresión que tengo es que ni siquiera las élites de la izquierda o los “enteraos” nos hemos dado cuenta de la realidad.

Porqué con una infección no resuelta ir a un país extranjero y que te pongas enfermo no gusta y a un holandés, menos. Tampoco tenemos por qué importar virus o peligro de pandemia no resuelta, porque la patronal hostelera tenga prisa por hacer caja. Además ¿Cuantos millones de personas en Europa y España van a quedar paradas o en incertidumbre? Así tampoco se puede hacer turismo.
Luego es la hora de pensar y cavilar un poquito.

Somos un Estado con multitud de buenos profesionales, investigadores/as, agricultoras/es o electricistas e informáticas/os… Aunque viendo la tele parece que aquí solo hay taberneros y cocineros y cocineras. El turismo ha dado mucho dinero a algunos, gracias a malos salarios de sus trabajadoras y trabajadores, “las Kellys” tremendamente explotadas, jóvenes en la más absoluta precariedad y cientos de miles de contratos fraudulentos. Claro ha habido algunas excepciones, cada vez manos.
La crisis del capitalismo internacional va a cambiar el mundo. El turismo de interior no basta para cubrir las expectativas empresariales. Además ¿Cuantos potenciales turistas de interior están ahora con un ERTE o van a ir al paro? Vivimos en un estado egoísta y burgués, hidalgo recordaría yo.

Seguimos siendo un país de hidalgos pobres como en el siglo XVI, que se creen lo que no son y viven de aparentar. Lo de ser hidalgos pobres, nos viene de tradición. Por eso seguimos diciendo que inventen otros. Nosotros al turismo, que ya Franco nos encarriló y no hemos cambiado.

Sí que podemos tener turismo y vivir de la hostelería, pero ¿Solo de eso puede vivir toda España?
La agricultura despreciada, como ya hacían los hidalgos en el siglo XVI, la industria inexistente, el comercio en dura crisis y arruinado por grandes cadenas extranjeras que hacen aquí su agosto y roban, sin que nadie les proteja a nuestras agricultoras y agricultores.
Hemos de repensar esta país, hemos de cavilar y sobre todo hemos de saber que estamos ya en medio de una gravísima crisis capitalista y nos hemos de organizar al objeto de defender nuestros intereses y nuestro futuro ¿Porque de seguir así, que futuro tienen nuestros hijos? Ninguno. Además a nadie le gustaría que fueran esquiladores y así nos va. Por cierto mis conocidos esquiladores vivían bien, tenían esquiladoras eléctricas suyas y con la dignidad de un oficio, que ahora muchas y muchos de los hijos de la “clase media” con un master estaban sirviendo copas en negro.

La tragedia de depender solo del turismo

Hablemos del TURISMO o la fatal dependencia

Carlos Martinez *

La primera vez que viaje a Marruecos, hace ya algo más de treinta años, los niños no te dejaban andar por la calle ofreciéndose como “guías turísticos” y llevarte a visitar las medinas o comprar y cualquiera era representante de un puestecillo de artesanía. Personas más mayores y con la dignidad bereber, te pedían que no se hiciera pues miles de adolescentes dejaban de ir a la escuela para ganar unas fáciles monedas con los turistas. Toda una parábola aplicable al turismo español, solo que aquí los niños pedigüeños que dejan de estudiar son las Comunidades Autónomas, los ayuntamientos supuestamente turísticos y las patronales del sector.

En el franquismo, Manuel Fraga Iribarne inicio la cruzada del turismo e inventó a órdenes de Franco la industria turística ofreciendo un país muy pobre y muy barato pero con hermosas playas dispuestas a ser construidas y destruidas. Sol, camareros baratos, albañiles sin derechos sociales y menos sindicales, fueron puestos manos a la obra y junto con el clima mediterráneo se convirtieron en la base de la nueva riqueza nacional. Fraga incluso trató de conseguir la destrucción de la Dehesa del Saler en Valencia (la lengua de tierra que separa la Albufera del mar) al objeto de llenarla de ladrillo y hoteles, pero en pleno franquismo una fuerte oposición del pueblo valenciano se lo impidió. Fue un caso paradigmático de defensa popular de una joya de la naturaleza, pero ya con la democracia la comunidad valenciana ha sido ejemplo de lo contrario y de hecho revueltas como la de la defensa del Saler con la democracia incluso no solo no se han producido, sino que hemos asistido a multitud de casos de corrupción social generalizada que ha afectado a poblaciones enteras dispuestas a degradar su territorio a cambio de un desarrollo mal entendido que luego tan solo ha beneficiado a muy pocos, como siempre.

La crisis desatada a raíz del coronavirus ha vuelto a poner al turismo en su sitio. Durante años se ha apostado por un crecimiento fácil, especulativo, con muy poco valor añadido y que no necesita mano de obra excesivamente cualificada a la que se paga mal y se le trata peor, si a esto le añadimos la crisis capitalista de 2008 y que el turismo como pasó con Franco ha sido lo que ha salvado por la campana a un país rentista y que no invierte en investigación todo ha llegado rodado.

El turismo no puede volver a ser lo que fue. Ni lo debe ser. Las instituciones políticas españolas, todas y sea cual sea su color deben dejar de engañarnos a todas y todos. El turismo es muy temeroso y volátil. Es pan para hoy (ayer) y hambre para mañana (hoy) el turismo es el desarrollo imprescindible para unas sociedades que han destruido su industria, despreciado su agricultura y olvidado la investigación, la sanidad y la enseñanza, como se ha hecho en el reino de España durante las últimas décadas de forma muy especial.
Seguir insistiendo con el turismo, solo indica falta de ideas, economía rentista y no innovadora y buscar lo fácil renunciando a la soberanía alimentaria y la producción sostenible y verde.
El turismo ha traído el ladrillo, la especulación de la vivienda y ha encarecido terriblemente las grandes ciudades vaciando sus centros e instalando la economía casi siempre en negro de los apartamentos y pisos turísticos. Ha destruido territorio, provocado incendios forestales por la voracidad de construir urbanizaciones cerca o en los propios bosques. Ha corrompido a poblaciones enteras. El turismo de estos últimos años ha destruido valores y conciencias.
El turismo llenó el cielo de aviones que han contribuido a destruir la capa de ozono. El turismo ha provocado la miseria y mercantilización cultural y banalizado tradiciones y fiestas populares.
La patronal turística y hostelera es la peor socialmente hablando y la que peor trata a sus trabajadoras y trabajadores, a los que ni podemos ni debemos engañar más. Las cosas van a cambiar mucho y cuando la patronal turística dice estar muy preocupada es por sacar dinero del presupuesto público, porque por ahora el modelo conocido va entrar en barrena.

Con la crisis del Covid-19 el miedo también va a influir y es lógico. El turismo es miedoso y cualquier crisis lo ahuyenta y si no miremos a Egipto o varios destinas más del mundo árabe, recientemente y a causa de varios atentados, lo cual por cierto ha beneficiado mucho al negocio europeo del sector.

Pero es que las ansias de algunas autonomías de iniciar ya la actividad y forzar como sea los viajes y llegadas de turistas, puede ser criminal. El Covid-19 ha viajado tan rápido porque lo ha hecho en avión ¿O no? No solo, pero veamos sino. Además en España los primeros casos detectados eran de turistas o personas que habían tenido contacto con viajeros. De hecho aunque los gobiernos, occidentales tan solo, no han dicho el porqué, pero entre sus primeras medidas las de cerrar vuelos han ido por delante.

Es el turismo es bueno, claro, pero mientras no destruya territorio, cemente playas, vacíe centros urbanos, encarezca la vivienda o sus trabajadoras y trabajadores sean precarios mal pagados en su mayoría. También el turismo interior puede provocar estos efectos negativos y de hecho los provoca,  e incluso extender el coronavirus como de hecho así ha ocurrido en territorios donde la pandemia tenía poca incidencia a causa de las tristemente famosas segundas residencias.

Hay vida más allá del turismo. La sanidad pública necesita miles de nuevos empleos, las residencias de mayores que deben pasar a ser públicas necesitarán nuevos empleos, la educación requiere de más empleos. Hay que reindustrializar a este desierto industrial llamado España, que en estas últimas décadas se ha dedicado a deslocalizar su industria y abandonar su agricultura. La patronal privada ha destruido la industria textil, por ejemplo, no han sido los chinos, han sido los propios empresarios españoles ¿O caso miento? La misma patronal que ahora exige más ayudas para una actividad como la turística, muy tocada, pero que apoyó las deslocalizaciones o se convirtió de productora en importadora porqué así obtenían más beneficios sin tener que emplear a nadie o casi nadie, exige ahora ayudas y no pagar impuestos. Solo por poner el ejemplo de un sector y por no hablar de la metalurgia o la electrónica.

Ahora es la hora de buscar otro modelo de vida y que la soberanía alimentaria sea una prioridad y buscar nuevas industrias y nuevas energías. Nuevos modelos de transporte público más numeroso, efectivo y seguro, con más frecuencias, potenciando la bicicleta con carriles propios. Nuevas formas de vida y de consumo.

Pero aquí para muchos políticos catetos aunque sean de “Madriz” lo importante es abrir las tabernas, los apartamentos y más terrazas, terrazas por todas partes ocupando suelo público creado para andar y disfrutar la ciudad. Con estas personas al frente de las instituciones el hambre se va a extender en el Reino de España. Millones de paradas y parados sin esperanza en una suerte de país de “master chef” sin futuro.

Lo público, lo nacionalizado, el pequeño comercio, pymes y cooperativas, agricultura y ganadería, pesca y nuevas producciones más sostenibles son el futuro al menos inmediato y renta básica en lugar de tanto proteger la especulación, lo fácil y la destrucción de entornos urbanos, ruarles y marítimos. Lo que necesitamos la clase trabajadora es dejar de ser cobardes y depender de un capitalismo rentista y sus representantes.

*es politólogo, urbanista, secretario general del PSLF y del Consejo Científico de Attac

Experiencias inolvidables. Lecciones de presente. El 25 de Abril

Experiencias inolvidables. Lecciones de presente. El 25 de Abril

Carlos Martinez es secretario general del PSLF

Cada vez que recordamos un 25 de Abril me vienen a la memoria dos pueblos y una reflexión. La liberación de Italia y la revolución portuguesa de los claveles tuvieron lugar un 25 de Abril y en ambos casos dos pueblos se liberaron de dictaduras más una invasión nazi en el caso de Italia. Pero una reflexión también me viene a la cabeza, los pueblos que conquistan su libertad son más libres y en ambos casos son dos repúblicas, lo cual no es ajeno a su actual situación en tiempos de coronavirus y su resistencia democrática.

Italia se liberó en gran parte ella misma con miles de partisanos que si bien es cierto apoyó de forma decisiva el desembarco aliado de Sicilia y luego Anzio. En los que también participaron republicanos españoles enrolados con los franceses libres de África del norte, los héroes de Bir Hakeim y entre los que destaca Enrique Marcos Nadal un cenetista valenciano que obtuvo la Cruz de Guerra francesa en los combates de Montecasino a órdenes de Lattre de Tassigny tras destruir tres panzer alemanes. Combatieron los partisanos en la zona más difícil, la retaguardia alemana del centro-norte de Italia y liberaron ellos solos ciudades y comarcas. La acción partisana italiana además estuvo profundamente politizada y fue una guerra de liberación contra todo lo que el fascismo significaba.

Portugal también tuvo una revolución o terminó teniendo una revolución. Varios regimientos del ejército portugués de los alrededores de Lisboa salieron a los sones del Grandola Vila Morena a derrocar a la dictadura. Blindados ligeros y tanquetas, que por cierto se paraban en los semáforos en rojo, junto con la marinería y los fuzileiros de marina de la base de Lisboa y oficiales de la fuerza área que fueron los que entraron en Radio Clube de Lisboa e hicieron poner el disco de la canción de Zeca Alfonso, con él se inició la salida de los cuarteles. Previamente un mes antes se había sublevado la guarnición de Caldas pero fracasó. La revolución tuvo ideólogos, la mayoría capitanes, los capitanes de Abril y justa es recordar al capitán Maia el verdadero artífice de la revolución.

En la primera semana de Julio de 1974 es decir en plena efervescencia revolucionaria nos fuimos a Portugal cuatro amigos a ver la revolución, a vivir la revolución. Nos fuimos cuatro, una chica del ORT y tres chicos, sindicalistas clandestinos, en un “dos caballos” de segunda mano, que era mi primer coche. Yo era metalúrgico e iba a cumplir en Agosta los veinte. Ya era independiente y tenía mi salario digno y trabajo digno conquistado con huelgas y demandas en la Magistratura del Trabajo. Llegamos de repente a otro mundo.

Lo primero que me llamó la atención nada más llegar era la presencia de carteles y pintadas políticas bien hechas por todas partes. Soldados de uniforme con barba y el pelo largo, muy largo, de moda en la época, totalmente prohibido en todos los ejércitos del mundo. Como los militares sin miramientos y con “contundencia” revisaban a fondo todos los coches de burgueses, por la pinta y las marcas, al objeto de impedir la salida de divisas que era muy grande. La frontera estaba controlada por el ejército, por primera vez en mi vida un uniforme caqui o de camuflaje me dio alegría verlo. Oficiales, suboficiales y soldados de quinta convivían y los quintos eran felices por serlo. Los veteranos de Angola te enseñaban sus cicatrices de las guerras coloniales y hablaban de politica.

La segunda emoción incluso más fuerte fue cuatro horas más tarde en la plaza de toros de Setúbal llena a rebosar, escuchar cantar a miles de gargantas puestas en pie el Grandola Vila Morena. El pueblo en pie y con el puño cerrado, con la solemnidad portuguesa cantando su himno de libertad y justicia.

Ya en Lisboa más carteles, paredes pintadas con lemas revolucionarias. Las famosas pintadas del MRPP un partido maoísta tan activo como sectario. Las madrugadas en la plaza del Rossio DE Lisboa discutiendo de politica. Los soldados del COPCON o comando operacional del continente, la guardia pretoriana de Otelo Saraiva de Carvalho el brigadeiro o general de brigada maoísta recién ascendido, por las calles y las plazas y el asomarnos a la puerta de un cuartel y ver que en la garita de guardia había un colchón, si un colchón en una garita, alucinante, bello, intenso, emocionante llegando de la España de Franco. La esperanza llegó y el ánimo también. De regreso a España quince días después, nuestro coche fue registrado a voces por un sargento de la Policía Armada, un gris, que nos quitó toda la prensa, panfletos y libros que traíamos. Estábamos otra vez en la España de Franco.

El 25 de Abril recuerdo todo con ilusión no perdida, sabiendo que Portugal es una república y que tras la liberación de Italia del fascismo en 1945 el pueblo de Italia en 1947 tras un referéndum se declaró República pues su rey había apoyado al fascismo, aquí tenemos uno que es heredero del fascismo y se nos niega el referéndum. Claro en Italia cuando se liberó, el gobierno provisional era el Comité Nacional de Liberación del que además de comunistas, el PCI y el partido de Acción estaba el partido socialista italiano el PSI y Sandro Pertini el socialista que llegó a presidente de la República italiana es uno de los firmó la orden de ejecución de Mussolini, aquí los socialistas tuvimos a González… Ni siquiera a Mario Soares.

HABLANDO CLARO

¿Porqué tanto prestamo a través de bancos y tan poca ayuda directa?

Carlos Martinez es secretario general del Partido Socialista Libre Federación

Estamos viendo como las ayudas al alquiler, los autónomos y PYMES en grandisima medida son prestamos si bien sin interés, o a muy bajo interés y siempre con aval del estado, lo cual quiere decir que los bancos prestan dinero público procedente del ICO o Instituto de Crédito Oficial, es decir procedente de impuestos o de deuda y que esté dinero lo tramitan bancos privados pero no es suyo en realidad y si el que requiere el préstamo no lo puede pagar, será el estado quien lo pague, osea que la banca, privada en este caso, nunca pierde y de paso se hace publicidad y obtiene beneficios por la gestión. Que los pague el interesado o o el estado, repito, el dinero sale del mismo sitio, es decir del presupuesto vía impuestos o endeudamiento público.

Es una forma burda de subvencionar a la banca una vez más.

Hablemos de Europa, deuda y bancos. De hecho los 500.000 millones de € procedentes de la Unión Europea al no ser eurobonos o los llamados coronabonos, se aplican también a deuda. Es decir hipotecando el futuro del Estado Español. Esto no se dice ni se informa. Son una variante del MEDE (los 500.000) que es lo que se inventó para «superar» la crisis de 2008 y está sujeto a control y recortes posteriores. Incrementar más la deuda es nefasto, sobre todo por como se paga siempre la deuda, a saber ajustando, ahorrando, o lo que es lo mismo recortando prestaciones sociales y salarios de la clase trabajadora y las pensiones. Lo cual a la UE nunca le ha molestado.

¿Hay otra manera de hacer las cosas? Pues si. Pero si no se sale de la economía ortodoxa es decir neoliberal y pro-capitalista, no.

Esta crisis va ha hacer cambiar muchas cosas y quien ha fallado a sido el sistema capitalista, las tesis capitalistas y los recortes neoliberales impuestos en Europa Unión por la Troika y en el resto del mundo por el FMI y otras instituciones regionales de carácter neoliberal. Además el propio sistema capitalista se ha metido en una crisis sin precedentes fruto de sus debilidades estructurales y humanísticas.

La globalización ha saltado por los aires. Es cierto, pero si se practican políticas de ajuste y recortes será imprescindible para los dueños del capital y la industria privada, exigir más represión por parte de los poderosos y los aparatos de los estados en su nombre, al objeto de imponer sus ideas e intereses contra los pueblos.

Por tanto, el peligro en España, no es VOX que es un espantajo trumpista y monárquico, para dar miedo a personas con buena voluntad o con temor y resignación o liberales. En el fondo todos los partidos institucionales o casi todos, los del Reino de España, coinciden en que la banca no pierda, tan solo les separan matices.

Los partidos obreros y socialistas hemos de informar con realismo y decir la verdad. Además en el Reino de España también pasa todo por el interés de gran parte de la oposición y del gobierno, de defender a la corona, al régimen coronado a pesar de su terrible corrupción. Nuestra critica si es constructiva, lo es porque queremos construir algo diferente, el reparto de la riqueza y no salvar la riqueza en manos de muy pocos. Construir la democracia, es decir la República..

Por eso pedimos al objeto de superar la crisis de forma justa, soberanía alimentaria, nacionalización de la sanidad y la industria farmacéutica en su conjunto, servicios públicos, cuidados públicos y banca pública. Renta básica garantizada y ayudas directas a familias y trabajadoras y trabajadores sean autónomos o por cuenta ajena. Nada de rescatar empresas con dinero público, cada empresa rescatada debe ser nacionalizada. Nada de convertir a bancos privados en intermediarios necesarios, que no lo son. Una cosa es que sean pagadores y otra muy diferente gestores intermediarios a comisión. Por un plan de nueva reindustrialización y reforma agraria al objeto de hacer de la agricultura, pesca y ganadería una fortaleza de futuro, empleo y recursos.

Igualmente exigimos responsabilidades a aquellas y aquellos que orientaron entre otros por imposición de la UE a España al monocultivo turístico y han fomentado convertirnos en «un país de camareros», ahora el turismo es parte fundamental de desempleo, crisis, cierres de empresas del sector y pobreza. Necesitamos industria, investigación, sanidad, biomedicina, agricultura, energías limpias… No más chiringuitos como solución a una economía rentista fracasada.

Aunque os parezca lo que decimos remachar, cual si fuéramos una mosca «cojonera» la realidad es lo que los partidos obreros tenemos la obligación de decir la verdad y advertir, pero no solo eso, hacer política para cambiar esta injusta, caduca, sucia y contaminante sociedad que desde el capitalismo se nos ha impuesto. Seguiremos informando y movilizando.

FUERZA Y CORAJE (lema adoptado por el PSLF)

Por el Socialismo comenzamos denunciando: hay dinero, mucho dinero

Antes de estallar la crisis social, económica y sanitaria, luego política internacional ya en los EE.UU y Gran Bretaña había saltado el debate sobre el socialismo como solución a la precariedad, la tremenda debilidad de los servicios públicos y el precariado. La debilitación del salario y del concepto TRABAJO, la uberización de la economía y la calidad cada vez peor de nuestras democracias liberales, incapaces de encontrar una salida social a la crisis de 2008 y tan solo neoliberal. Una sociedad cada vez más desigual a la vez que cada vez más cerca del desastre climático. Ante estos retos Jeremy Corbyn y Bernie Sanders hablan abiertamente de socialismo.

En el estado español por culpa del liberal Felipe Gonzalez y sus constantes retrocesos y renuncias el noble concepto e idea de socialismo había sido arrastrado por el barro. Manchada por incluso ser, unos adelantados de la tercer vía y haber adoptado la doctrina del mercado y la monarquía heredada de Franco. Es de hecho el PSOE el único partido que tras el pacto del 78 puede mantener la monarquía franquista y/o «juancarlista» heredada del dictador. Repetiré por pedagogía lo que ocurrió. Al objeto de lograrlo ya antes el secretario general del PSOE, Rodolfo LLopis había sido liquidado y Gonzalez hubo de capitanear una escisión del PSOE llamada inicialmente PSOE renovado. LLopis antiguo caballerista era un obstáculo para convertir al PSOE en un partido dinástico. Por tanto tal y como nos explica Joan Garcés la intervención del Departamento de estado de los EE.UU fue también fundamental. Pues bien, porqué soy tan machacón en en repetir esto, sencillo, porque estos hechos devalúan en España la palabra socialismo hasta limites insospechados para un marxista socialista y que hacen que el pueblo español identifique socialismo con poco más que gestión del capitalismo, tal vez más humana y liberal que como construir una sociedad nueva, sin clases sociales, con reparto de la riqueza (no asumción de la misma exclusivamente por el estado) y la propiedad colectiva de los medios de producción y de consumo. Por otro lado también el estalinismo le hizo y le hace un maldito favor a la palabra socialismo.

Pues bien aclarada nuevamente esta cuestión, en varias sociedades anglosajonas se vuelve a plantear la necesidad del socialismo al objeto de con métodos democráticos volver al estado social, los derechos humanos, sociales, laborales, de sexo e igualdad y ecológicos y de ahí avanzar hacia el reparto de la riqueza. Una sociedad avanzada y que avance hacía el socialismo, porque el socialismo es un camino. Con la que está cayendo, el populismo aunque sea progresista y el socioliberalismo no tienen nada nuevo que aportar y son el pasado.

El capitalismo y sus pensadores, que si que son conscientes de lo que puede llegar ante  los previsibles cambios que esta crisis-pandemia va a desatar, si entra de lleno en el debate y en la lucha y Trump es su principal ariete. Bolsonaro, La Liga Norte, el Front National francés, el monárquico VOX o partidos integristas polacos, húngaros u holandeses entre otros no son sino unas marionetas que se utilizan en beneficio de sus intereses y de los de Trump. Por tanto la respuesta a las extremas derechas no es salvar el liberalismo, es anteponer el socialismo como algo imprescindible para conquistar derechos y libertades y no permitir el avance o la solución a la crisis del coronavirus con la extensión de la miseria, la ausencia de libertad y la liquidación de las conquistas históricas de la clase obrera.

Las extremas derechas son brutales, sus criticas al gobierno Sánchez-Iglesias son de no tener verguenza, ni principios, con un cúmulo de mentiras y una chula desfachatez plagada de demagogia. Pero claro el Gobierno no se lo pone difícil, todo lo contrario.

Por tanto, incluso con grandes dosis de realismo y de fabianismo, pero la reivindicación socialista es la única forma de frenar a estos energúmenos. Lo realista es plantearse en el caso español, medidas necesarias y volver a la senda de las nacionalizaciones, revertir todo lo privatizado a público. Crear una potente banca pública, no poner todos los millones de las ayudas a vivienda, autónomos, pymes y alquileres en manos de los bancos privados, donde el ICO vuelve a ser la misma mierda que ideo Solchaga, (que pone un dinero que no gestiona y encima los muy taimados se hacen publicidad) el ministro ultraliberal de Gonzalez. A esto hemos de añadir algo, no pagar la deuda. La deuda es impagable, es injusta y no se puede, no se podrá pagar jamás. es una cadena al cuello de las clases populares y la excusa perfecta para los conservadores liberales al objeto de aplicar recortes.

El socialismo aspira, defiende el reparto de la riqueza y hay dinero para todo. Mucho dinero. Juan Torres amigo y gran economista nos lo ha recordado estos días en magníficos artículos. Pero donde está el dinero. Esa es la cuestión. Estos días, el PP, VOX, Cs lo piden todo y dinero para todas y todos, vamos para algunos en realidad, pero a la vez no pagar impuestos. La CEOE despues de haber deslocalizado la industria española junto con la Unión Europea, exige no pagar impuestos. Nadie va a pagar impuestos, excepto los que tenemos y seguimos teniendo una nomina. Solo una nomina y curiosamente la mayoría no nos negamos. Pero que ocurre con el dinero ¿Donde está el dinero? Sencillo los ricos y las multinacionales llevan ya muchos años sin pagar impuestos reales por sus beneficios. Bancos españoles, grandes fortunas españolas, dineros de la corrupción sea coronada o no y el dinero de las mafias de la droga, la prostitución y las armas opera en Paraísos Fiscales y por tanto evade impuestos a lo bestia. Pero es que en la UE, en el reino de España hay otra formula de evadir impuestos y son las SICAV unas sociedades de inversión, en realidad una formula de paraíso fiscal legal que debiera ser inmediatamente derogada, si hay verguenza y valentía.

Todo esto y muchas más cosas son reflexiones y propuestas de un socialista que todas y todos los socialistas debiéramos no solo decir, sino implementar, es decir, llevar a la práctica.

Por culpa de las SICAV, los paraísos fiscales, la corrupción política, real, de los grandes defraudadores y especuladores de capital, amen de las mafias, al no tocar sus capitales hubo que recortar en sanidad, educación, pensiones…

Por tanto la reivindicación del socialismo nuevamente debe regresar, nuevamente ha regresado. Si no proponemos medidas políticas de cambio real no podremos conquistar los corazones de tanta gente que sufre, va a quedar parada o que a perdido toda esperanza. Lo primero, como queremos repartir, hemos de decir que hay dinero, donde está y exigir que lo devuelvan, desde la realeza a las grandes empresas y bancos.

La Unión Europea, el coronavirus, los recortes y la corrupción

La Unión Europea, el coronavirus, los recortes y la corrupción

Carlos Martinez *

La Unión Europea no solo nos ha fallado –a las clases populares y trabajadoras- con la pandemia del COVID 19, ya antes lo hizo. Cada vez que ha habido necesidad de adaptaciones a normas EU, crisis capitalistas y otras turbulencias, la UE ha propiciado privatizaciones y recortes sociales. Así en la crisis financiera de 2008 y al objeto de “superarla” obligó a duros y crueles recortes en sanidad, pensiones, salarios… y una reforma constitucional que fue una intromisión inaceptable convirtiendo al Reino de España en rehén de la deuda.

Antes y en tiempos de la incorporación a dicho club mercantil, había obligado a cerrar mediante las llamadas reconversiones industriales a astilleros, siderurgias, grandes fábricas metalúrgicas y minas. Al mismo tiempo los grandes empresarios españoles deslocalizaban la industria y cerraban -ellos, la patronal española- el textil y la confección o numerosas fábricas de todo tipo de productos. Entre la UE y los socios de la CEOE se cargaban la industria española. La UE alemana destinaba España a sol, playa, turismo y ladrillo e incluso dañaba seriamente a nuestra agricultura y ganadería. A cambio apoyos para construir autovías y que los productos industriales del norte y Alemania en espacial, así como los turistas llegarán más rápido. También de algunos millones para proyectos de desarrollo en zonas agrarias al objeto de “turistificarlas” también. Dinero para hostales y chorizo artesano con el precio de destruir la industria y frenar agricultura y ganadería. Eso por no hablar de la globalización neoliberal y la famosa competitividad.

Ahora cuando la UE y cientos de miles de empresarios patriotas nos ha dejado sin fábricas ni para hacer mascarillas, quieren discutir nuestro derecho a salud y torearnos con apoyos comunitarios ante la pandemia. Nos dan la espalda y dicen que no a más fondos. Gracias al socialista portugués Antonio Costa por su claridad.

La respuesta no pueden ser sino nacionalizaciones de empresas estratégicas y sanitarias y revertir toda la sanidad privatizada a pública. Porque cuando la Troika con el Banco Central Europeo más la Comisión Europea obligaron a recortar tras el crack de 2008, Rajoy y el PP, se aplicaron con todas sus energías a ello y además se propició la aparición de pingues negocios y corrupción a mansalva, con un saqueo conocido y la introducción de la picaresca en estos procesos de recorte y favorecer el negocio privado.

Ante todo esto surge ya imparable un debate social y político y es la terrible injusticia y desigualdad que sufrimos. Por lo que otro tipo de sociedad más humana y democrática es necesaria y eso es el socialismo. Socialismo -que no es un partido sino una organización social con reparto de la riqueza y gestión democrática, no en base a intereses privados de una minoría- y no un capitalismo que falla y no resuelve problemas, solo dividendos para unos pocos.

A esto sumamos en el Reino de España la carga de la corona que siempre nos ha fallado y es parte del tinglado gran-empresarial, élites en torno a Madrid, colaboradora imprescindible de esta situación. No deseo pues, ni yo, ni muchas corrientes y organizaciones  contribuir a lavar su imagen de corrupción y despilfarro, ocultándola tras supuestas visitas a tinglados hospitalarios y un liderazgo social inexistente, fabricado artificialmente, por tanto caro e innecesario.

*Es politólogo, secretario general del PSLF y del consejo científico de Attac España

« Entradas anteriores

© 2020 Portuario en Excedencia | Administrar

Desarrollo por Adigraf EstudioArriba ↑