Con Cesar en radio San Borondón y sin morderme los labios

Los repuntes de las alternativas de la izquierda no son para tirar cohetes, por lo que cada vez es más clara la necesidad de poner en marcha de un nuevo sujeto político alternativo, dijo

ImageAudio de la entrevista

SB-Noticias.- Carlos Martínez, presidente de ATTAC Andalucía y miembro de Construyendo la Izquierda, reflexionó en los micrófonos de La Trapera de Radio San Borondón sobre el momento político y la trascendencia que desde su punto de vista tiene la configuración de un frente amplio de izquierdas a nivel estatal para tratar de acabar con el bipartidismo que nos ha conducido al abismo actual.

Martínez dijo que hemos llegado a un momento histórico en el que es necesario no solo reflexionar, sino de luchar por cambiar un sistema que nos ha llevado al abismo social y político. “No hay más remedio que seguir apretando” dijo el activista social, quien recuerda que según los últimos sondeos publicados el bipartidismo se debilita, pero no se hunde, ya que sigue siendo mayoritario.

El politólogo entiende que hay muchos signos que apuntan a una gran coalición de las fuerzas del bipartidismo, no en vano cada vez son más ruidosos los rumores que señalan el intercambio de “Bárcenas” por “EREs”, un intercambio de cromos de corrupción que afectan a PP y PSOE para taparse un partido a otro con el claro objetivo de seguir alternando en el poder. Para él, el hecho de que la jueza Alaya haya realizado un auto tan confuso y tan mal hecho sobre el caso de los ERE en Andalucía, apuntando directamente a dos pesos pesados del PSOE como Chaves y Griñán, así como el hecho de que la Fiscalía, que está controlada por el Gobierno, haya recurrido ese auto, esgrimiendo que está mal hecho, hace que se vislumbren posibles entendimientos.

Al respecto, sostiene que tanto PP como PSOE están muy preocupados con los resultados que puedan obtener ambas fuerzas en las próximas elecciones europeas, bien porque pueda producirse un aumento de la abstención hasta llegar a niveles astronómicos (lo que no les hace temer demasiado porque entienden que de esta forma los pocos que votan lo hacen a ellos), pero lo que sí que temen es que se dé la circunstancia de que haya otras fuerzas que repunten y se hagan con una importante parte del electorado, como apuntan los sondeos demoscópicos.

Para el portavoz de CLI, siendo realistas, esos repuntes de las alternativas de la izquierda tampoco son para tirar cohetes, por lo que entiende que cada vez debería estar más claro la necesidad de la aparición y la puesta en marcha de un nuevo sujeto político. “Esa es la idea fundamental que se extrae de las reuniones producidas el pasado 5 (de septiembre)” entre numerosas organizaciones de la izquierda española, explicó.

Carlos Martínez ve clave es aparición y puesta en marcha de ese nuevo sujeto político alternativo a nivel estatal, con la concreción de un plan de trabajo realista. De hecho, informó de que se está consensuando un manifiesto muy amplio, de forma que pueda ser asumido por mucha gente, texto que se ha distribuido a los participantes en esa reunión de Madrid de principios de mes.

El activista cree que este movimiento emergente tiene que reivindicar la palabra popular, por emana del pueblo, y porque esa palabra hay que arrebatársela a la derecha, al partido neofalangista español que se hace llamar Partido Popular, porque no cree en el pueblo, sino que se sustenta en el pueblo para atacarlo, como prueban las políticas consumadas desde la llegada al poder del equipo de Rajoy.

El politólogo da mucha importancia al llamamiento que ha hecho en los últimos días Anova para la construcción de un frente amplio, tras lo que explicó que desde su organización se están llevando a cabo contactos con IU, así como sondeos con la alternativa gallega unida en Anova, con el objetivo de encontrar máximas coincidencias, sin olvidar que es muy importante lograr la mayor unidad, en la que entren las fuerzas nacionalistas de izquierdas.

Otro punto importante, que encontró mucho debate en el seno de las reuniones de Madrid, tuvo que ver con la necesidad de crear un bosquejo de programa electoral de cara a las elecciones europeas, para lo que hay un compromiso de trabajar en ello, en el que trabajarán grupos de personas que representan la pluralidad de la izquierda española, representados desde Izquierda Anticapitalista, IU, pasando por CLI y otros movimientos sociales.